Piloto: ‘Young Sheldon’

Señores y señoras… ¡tenemos Sheldon Cooper para rato! Esta semana se ha estrenado (POR FIN!) el Piloto de la nueva serie de CBS, ‘Young Sheldon’. A partir de aquí, intentaré hacer reviews semanales sobre lo que pienso, lo que me gusta, lo que no, y quizás así, podréis acompañarme en este nuevo viaje con una serie novedosa (y a la vez no tan novedosa).

Recordemos, para los que aún no estén en el meollo del asunto, que esta serie es un spin-off de ‘The Big Bang Theory’. Concretamente, tratará de uno de sus personajes principales, el que yo considero que tiene el protagonismo desde el minuto 1 de la serie: Sheldon Cooper.

No obstante, no veremos a Sheldon tal y como lo conocemos ahora que ha cambiado tanto, si no en sus inicios más inocentes, cuando era un crío vamos.

En este primer episodio he encontrado una MUY grata sorpresa, la voz en off del mismísimo Jim Parsons, que da vida al personaje en ‘The Big Bang Theory’. De tal manera que nos introduce a su pequeño yo (Iain Armitage) como si de unas memorias se tratase, algo así como narrar tu vida de preadolescente, momento en el cual ya sabía que era, no sólo diferente, si no también un cerebrito.

Sheldon no lo tendrá nada fácil, puesto que es el que destaca (intelectualmente hablando) en una familia de lo más diversa y variopinta. Tenemos al típico hermano mayor un tanto pasota, su hermana (de misma edad, puesto que son gemelos) harta de su propio hermano, y sus padres. La madre, a la que ya conocemos en una versión mayor, sigue en su línea: intenta proteger a su hijo pequeño pero a su vez, ve que es diferente y que no podrá cambiarlo aunque ella quiera. El padre es el nuevo de la película por así decirlo, ya que (si no recuerdo mal), en TBBT no lo hemos visto aparecer, aunque sí que sabemos que en algún momento él y su esposa acabarán separados.

El primer episodio se centra sobretodo en el inicio de un nuevo curso escolar, concretamente, su inicio en el instituto a pesar de su corta edad. Por el hecho de ser un ‘cerebrito’ es adelantado de curso y acaba en la misma clase que su hermano mayor, cosa que entiendo, dará que hablar.

Su madre, Mary, siempre intentará protegerlo de todo lo que pueda, hecho que se demuestra al intentar que su hijo entre con buen pie al instituto, es decir, sin su pajarita puesta.

La verdad es que el joven Sheldon no tiene nada que envidiar del que conocemos de TBBT, es igual de cargante y de sabelotodo, pero también tiene su pequeño corazón, por mucho que intente esconderlo. Eso se demuestra casi al final del capítulo, cuando se muestra una pequeña conexión con su padre mientras rezan antes de empezar a cenar.

La verdad es que de momento, me llama mucho la atención, porque estoy segura de que habrá referencias a cosas que luego en TBBT han sido explicadas o comentadas. ¡Esperemos que la cosa marche y que tengamos Sheldon para rato!

¡Hasta la próxima amig@s!

“Think, monkey, think!” – Sheldon Cooper (9 years old)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Ganas de cine

Strange is relative

Creativos de Tour

Diario del Tour de creativos del C de C por Alba Da Virgi

TheColoBlog

Un lugar en el mundo

Críticas de Cine y TV

Cinéfila empedernida leyendo la serie perfecta.

LA VOZ EN OFF

CRÍTICAS DE CINE / NOTICIAS / ESPECIALES

Blog del Sindicato de Arquitectos

El Sindicato de Arquitectos (Sarq) es una asociación sin animo de lucro que lucha por las condiciones laborales de los arquitectos y las implicaciones sociales de su trabajo.

Avec l'amour, de Paris.

Las palabras constituyen la droga más potente que haya inventado la humanidad.

esenciacine

Lugar de reunión para los amantes del séptimo arte.

Vaniglia

Look up, look out.

The Password is Swordfish

Ruminations on Film, Life, and the Unimportant Things In Between

A %d blogueros les gusta esto: