True Detective y una nueva era

Ayer terminé de ver True Detective después de 3 días de intensivo de una serie que me ha sorprendido muy gratamente…

Hace unos meses me anduve preguntando porqué esta moda de los actores de cine pasándose a la pequeña pantalla. Y la verdad es que creo que ya sé la respuesta.

Siempre hemos llamado a la televisión la “caja tonta” y últimamente, de tonta no tiene un pelo. Da la sensación de que ya no se hacen series por hacer, igual que esas películas tontas de televisión que no valen nada. Cada vez más gente del mundo del cine se pasa a la pequeña pantalla para llegar a más gente y para alardear de buenas ideas. Y no es para menos.

¿Estamos ante una nueva era en el mundo de las series? Nombres como Juego de Tronos, True Detective o Breaking Bad podrían ser los que encabezarían la lista de una nueva era. Parece que estamos teniendo un punto de inflexión y da la sensación de que cada vez la televisión está más en el punto de mira de todo el mundo. Los guiones, las tramas y los personajes tienen un sistema evolutivo totalmente diferente del de hace unos años. Cada vez nos enganchan más y cada vez tenemos más obras maestras a lo largo de los años. No sólo estoy hablando de series serias (chiste fácil), si no también en género de comedia. No sé qué pensaréis de mí si os digo que cuando empezó Glee fue una de las series sorpresa y que trataba temas tan normales como los de instituto pero de una manera mucho más fresca, y sí, es de comedia y la metería en este “pack” de series para la posteridad.

No es necesario hacer una serie con un tono muy serio y oscuro para enganchar a la gente y que saboreen la sangre que desprenden.

Matthew Mcconaughey en True Detective

Volviendo al tema de actores de cine pasándose a la pequeña pantalla… ¿Será esto una llamada de atención para que la gente aprenda lo que es de veras una buena serie? La verdad es que pensé que podrían llegar a fracasar pero nos han demostrado una forma inimaginable de actuar. No sólo ellos, si no las series en general.

Llegando de nuevo a True Detective puedo decir que las superproducciones no sólo están en los “blockbusters” y a veces con una buena cámara, mucha imaginación y un actor que de verdad sabe lo que es interpretar, se pueden hacer maravillas. Sólo con recordar a la gente que la ha visto un plano secuencia que se marcan en el cuarto episodio de 6 minutos de tensión, ya se te ponen los pelos de punta.

No es una serie tan de buscar al asesino, puesto que muchas veces estás viendo un episodio y ni te acuerdas de lo que hay que buscar. Es un capítulo detrás de otro en los que disfrutas de la evolución de los personajes, en los que te haces preguntas existenciales después de escuchar los monólogos de Rust (Matthew McConaughey) y en los que de verdad piensas, ¿quién narices ha tenido la imaginación de pensar cosas así? Alardean, pero bien, tanto de guionistas como del propio creador, que hasta se marca un cameo en uno de los capítulos.

Definitivamente una serie que nadie debería dejar de ver, a la que a todo el mundo se le engancha su genial intro y que me ha sabido a poco con sólo 8 episodios. Aunque si lo pienso mejor, quizás sean los justos para hacerte entender que una serie no hace falta que dure 10 temporadas o más de 200 capítulos para ver que estás ante de una obra maestra.

Con esto, quizás también debería dedicar ni que sea un párrafo a otra de las grandes series que me han sorprendido muy gratamente: Breaking Bad. Una delicia para los espectadores. Recalcar el episodio Ozymandias, en la última temporada. Un episodio que me sobrecogió, que me tuvo en tensión los 40 minutos de duración y con el cual, a pesar de estar a altas horas de la noche, tuve que seguir la serie y terminarla ya de madrugada. Una de esas series que una vez empiezas no terminan de llamarte la atención (hay que decir que las dos primeras temporadas son algo lentas), pero que a medida que avanzas no paras de repetirte a tí mismo: un capítulo más, en un círculo vicioso que parece no terminar nunca. Sólo una recomendación: ni os planteéis empezarla en época de exámenes, suspenderéis o simplemente iréis al examen pensando en qué narices hará en el próximo episodio Walter White.

Aaron Paul y Bryan Cranston en Breaking Bad

Termino pues, una reflexión que quizás debería hacerse a sí mismo cada seriéfilo que me lea y que siempre quedará abierta a distintas opiniones.

¡Hasta más ver!

Time is a flat circle.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Ganas de cine

Strange is relative

Creativos de Tour

Diario del Tour de creativos del C de C por Alba Da Virgi

TheColoBlog

Un lugar en el mundo

Críticas de Cine y TV

Cinéfila empederinda leyendo la serie perfecta.

LA VOZ EN OFF

CRÍTICAS DE CINE / NOTICIAS / ESPECIALES

Blog del Sindicato de Arquitectos

El Sindicato de Arquitectos (Sarq) es una asociación sin animo de lucro que lucha por las condiciones laborales de los arquitectos y las implicaciones sociales de su trabajo.

Avec l'amour, de Paris.

Las palabras constituyen la droga más potente que haya inventado la humanidad.

CinéfiloBlog

Críticas, reportajes, información y opinión.

Home Made Labs

Software Development

esenciacine

Lugar de reunión para los amantes del séptimo arte.

Trick or Zine

Webzine dedicado al cine, literatura, cómics, terror, ciencia ficción, fantasía...

Vaniglia

Look up, look out.

The Password is Swordfish

Ruminations on Film, Life, and the Unimportant Things In Between

A %d blogueros les gusta esto: