Somos infinitos

Hace mucho tiempo que tenía a Las ventajas de ser un marginado en mi lista de “ver inmediatamente”. Ese inmediatamente se ha convertido en meses… y hoy por fin, la he visto.

Unos amigos me la recomendaron sabiendo que me encanta este género de drama/romance/teen que tanto me encandiló en 10 razones para odiarte o en 500 días juntos. Y como suele ser, acertaron en que me encantaría. Aún no sé cómo he dejado que pasara tanto tiempo para verla. La recomiendo 100% para aquellos a los que les guste este género, y a los que no, también. Es una de esas películas que refleja su generación de una manera diferente y fresca.

Empieza la historia de un chico que explica su día a día mediante cartas a un “amigo” para contarle el comienzo en el nuevo instituto. Después de un inicio de adolescencia malo teniendo que aguantar que su mejor amigo se suicidara y que su tía muriera el mismo día que su cumpleaños cuando era pequeño, el chico tiene una autoestima muy baja y no desea destacar. Hasta aquí, la típica historia de un chico tímido que sabemos que se convertirá en el marginado de clase. Un chico, que si no se le da un empujoncito, no conseguirá avanzar.

Charlie intenta integrarse, su asignatura preferida es literatura avanzada y el único que más o menos le dirige la palabra de manera amistosa es el profesor que le irá recomendando libros durante ese primer año. Le encanta leer y escucha buena música. No obstante, sigue intentando labrarse un hueco para formar amigos. De una manera algo inesperada y con mucho valor, consigue entablar conversación con un chico de último curso (Patrick) que sigue repitiendo una de las asignaturas de las que él está matriculado. A partir de ahí, conoce a su hermanastra (Sam) y ya tenemos el trío perfecto. Un amigo de verdad y una amiga que todos queremos que deje de serlo para pasar a algo más serio. Charlie consigue ir a una fiesta, cosa que nunca se hubiera imaginado, y en un momento de lucidez le confiesa a Sam lo del amigo que se suicidó. Cómo no, a diferencia de otros que han dejado atrás a Charlie, Patrick y Sam le ayudan y le convierten en su nuevo mejor amigo.

A pesar de la diferencia de edad, los tres tienen en común el gusto por la música y la filosofía de sus vidas. Como cualquier adolescente se preguntan cuestiones que nos hacen pensar, preguntas sin respuesta y una serie de frases que harán que reflexionemos. Para mi gusto, a veces es algo lenta pero merece la pena ver.

THE PERKS OF BEING A WALLFLOWER

Igual que comenté con 500 días juntos en su momento, este tipo de películas me encantan porque hacen que reflexiones sobre tu vida e incluso ver ciertas cosas en la gran pantalla que te han pasado a ti mismo. Cuando eres un adolescente tienes demasiadas ganas de crecer y tiendes a perderte lo que te pasa por el camino. Hay que saber pararse, reflexionar y observar todo lo que te pierdes por pensar demasiado. Hay que vivir la vida y disfrutar del momento, saber apreciar cada resquicio de felicidad, porque, como todo, duran poco. Ese tipo de momentos son los que te dejan un buen sabor de boca y los que recordarás el resto de tu vida.

Volviendo al tema de la película, la adolescencia sólo es una etapa y veremos a nuestro protagonista pasar por una serie de fases, algunas más bonitas y otras mucho más crudas que harán que te metas en el personaje y que te emocione en algunas de las escenas…

the-perks-of-being-a-wallflower-tunnel

Quizás sea que hace tiempo que no escribo o que sinceramente, no sé cómo hacer que leyendo esta entrada consiga que veáis una película, pero simplemente diré que me ha encantado. Según he leído está basada en un libro que pienso leerme este verano porque si la película me ha gustado tanto y me ha hecho pensar, el libro seguro que le dará mil vueltas. No os perdáis un peliculón de este calibre entre el drama, el romance, lo que es la vida y todo de una manera tan indie, porque de verdad, vale la pena ver las casi 2 horas de este largometraje. Yo desde luego, igual que he hecho con 10 Razones para odiarte y 500 días juntos, la repetiré hasta sabérmela entera.

Por último, sólo diré que me han “plagiado” uno de mis sueños desde hace años, coger una camioneta, situarme en la parte de atrás, extender los brazos y ponerme en pie para que la brisa me lleve y olvidarlo todo por un momento. Y antes de que se me olvide, no os perdáis a Emma Watson haciendo un papel muy diferente al que nos tiene acostumbrados con Harry Potter ;).

Os dejo con una canción que desde siempre me ha gustado, que es el tema central, y con la frase final de la película, que podría resumirla entera.

Sé que algún día todo esto serán anécdotas. Pero ahora mismo estamos vivos. Y en este instante, juro que somos infinitos.

the-perks-of-being-a-wallflower-tunnel

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Ganas de cine

Strange is relative

Creativos de Tour

Diario del Tour de creativos del C de C por Alba Da Virgi

TheColoBlog

Un lugar en el mundo

Críticas de Cine y TV

Cinéfila empederinda leyendo la serie perfecta.

LA VOZ EN OFF

CRÍTICAS DE CINE / NOTICIAS / ESPECIALES

Blog del Sindicato de Arquitectos

El Sindicato de Arquitectos (Sarq) es una asociación sin animo de lucro que lucha por las condiciones laborales de los arquitectos y las implicaciones sociales de su trabajo.

Avec l'amour, de Paris.

Las palabras constituyen la droga más potente que haya inventado la humanidad.

CinéfiloBlog

Críticas, reportajes, información y opinión.

Home Made Labs

Software Development

esenciacine

Lugar de reunión para los amantes del séptimo arte.

Trick or Zine

Webzine dedicado al cine, literatura, cómics, terror, ciencia ficción, fantasía...

Vaniglia

Look up, look out.

The Password is Swordfish

Ruminations on Film, Life, and the Unimportant Things In Between

A %d blogueros les gusta esto: