Indignada

Dado que este sábado vi por tercera vez un largometraje que se está convirtiendo en uno de mis preferidos, retomo una duda que me ronda la cabeza hace bastante tiempo…

¿Qué les pasa por la cabeza a los de la Academia cuando no nominan a los Oscars a Leonardo DiCaprio?

Cuando se estrenó Titanic (1997), mucha gente ya conocía al actor por sus papeles en ¿A quién ama Gilbert Grape? (1993), Diario de un rebelde (1995) o Romeo + Juliet (1996), con lo que muchos pensarían que sería el típico romance con un actor guapo de cara y poco talento. Pues bien, creo que todos se equivocaron. Titanic no fue más que su salto a la fama.

A partir de entonces, empezó a labrarse una carrera y maduró como intérprete. El hombre de la máscara de hierro (1998) sólo fue un pequeño contratiempo a modo de clase de historia para después venir con títulos como Atrápame si puedes (2002) junto a Tom Hanks o Gangs of New York (2002). Fue en 2004 cuando nos dimos cuenta, por fin, de su cambio. Un papel mucho más serio y más labrado artísticamente. El aviador fue su “punto de inflexión” por así llamarlo, por el que consiguió su primer y único Globo de Oro junto con su segunda nominación a los Oscars (la primera fue con ¿A quién ama Gilbert Grape?). Y ya ni hablemos del papelón que se marcó en Diamante de sangre durante la guerra civil de Sierra Leona y que le consiguió su tercera nominación.

Infiltrados (2006) a pesar de ser ganadora de 4 Oscars incluyendo mejor película, director y guión, no hizo que DiCaprio se llevara a casa una estatuilla, ni siquiera le sirvió para una nominación. A mi parecer, este fue uno de los momentos en los que piensas que algo va mal.

Revolutionary Road (2008) sirvió de reencuentro con Kate Winslet, compañera de reparto ya en Titanic. El film basado en la novela de Richard Yates nos relata la historia de una pareja y sus hijos en los años 50. Un largometraje amargo (y a veces lento) que pasó bastante desapercibido.

Y ya por último pasamos a la época de Shutter Island (2010), Origen (2010), J. Edgar (2011), Django Desencadenado (2012) y El Gran Gatsby (2013). Ninguno de estos largometrajes, por muy buenos que sean y aunque en cada uno mejore como intérprete, ha bastado para una mísera nominación a los Oscars. La gente empieza a estar harta de que el chico que se hizo mayor no consiga el reconocimiento que se merece. No me extraña que DiCaprio haya decidido retirarse para tomarse un respiro. Yo, para mis adentros, pienso que esa retirada sirve de aviso para los “mandamases“.

Su vida amorosa será inestable pero su carrera como actor sólo hace que subir y crecer. En los últimos 10 años no ha habido ni un sólo título que cuando se oiga se diga, esta película no debería estrenarse de lo mala que es. Todas y cada una de ellas superan el 7 en IMDb (a excepción de J. Edgar con un 6,6).

Uno de sus puntos fuertes puede que sean las mentes inestables. En J. Edgar vimos a una persona meticulosa, en Shutter Island a un perturbado, Revolutionary Road a un hombre de familia con problemas en su matrimonio… En casi todas las películas su personaje es alguien muy labrado y no se reflejaría en la gran pantalla si él no hiciese su trabajo.

Después de un pequeño repaso de sus papeles más importantes creo firmemente que a Leonardo DiCaprio no se le da el respeto que se merece. Tantos géneros que ha interpretado de una forma sublime y ni un mísero Oscar en su vitrina. Espero que su retirada sea corta y que nos deleite con los papelones a los que estamos acostumbrados.

Es un señor con clase y que sabe hacer su trabajo. Desde pequeño ya apuntaba a maneras pero con los años, además de madurar como persona, ha sabido madurar como actor, cosa que no ocurre muy a menudo en el mundillo. Cada año que pasa me cabrea más que no obtenga el reconocimiento por su carrera.

Habrá que esperar a su próxima aparición en The Wolf of Wall Street (repitiendo con Martin Scorsese como en El aviador, Infiltrados y Shutter Island) y ver si consigue superarse respecto a los anteriores años. Casi 40 años como persona y casi 25 como profesional en la gran pantalla sin caer en estereotipos.

Y como dijo hace 3 años en Shutter Island..

Este lugar hace que me pregunte qué sería peor, vivir como un monstruo o morir como un hombre bueno.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Ganas de cine

Strange is relative

Creativos de Tour

Diario del Tour de creativos del C de C por Alba Da Virgi

TheColoBlog

Un lugar en el mundo

Críticas de Cine y TV

Cinéfila empederinda leyendo la serie perfecta.

LA VOZ EN OFF

CRÍTICAS DE CINE / NOTICIAS / ESPECIALES

Blog del Sindicato de Arquitectos

El Sindicato de Arquitectos (Sarq) es una asociación sin animo de lucro que lucha por las condiciones laborales de los arquitectos y las implicaciones sociales de su trabajo.

Avec l'amour, de Paris.

Las palabras constituyen la droga más potente que haya inventado la humanidad.

CinéfiloBlog

Críticas, reportajes, información y opinión.

Home Made Labs

Software Development

esenciacine

Lugar de reunión para los amantes del séptimo arte.

Trick or Zine

Webzine dedicado al cine, literatura, cómics, terror, ciencia ficción, fantasía...

Vaniglia

Look up, look out.

The Password is Swordfish

Ruminations on Film, Life, and the Unimportant Things In Between

A %d blogueros les gusta esto: